Ethereum 2.0: lanzamiento y beneficios

ethereum 2.0 lanzamiento beneficios ventajas importancia staking escalabilidad defi

Ethereum es la segunda mayor criptomoneda del mundo ensombrecida por ese fascinante fenómeno llamado bitcoin, pero ahora quiere convertirse en una referencia mucho más patente con su nueva versión.

 

Ese es el propósito de Ethereum 2.0 "Serenity", que renace con una cadena de bloques o blockchain renovado en el que se mejora la eficiencia, la escalabilidad y el número de transacciones por segundo y en el que desaparece uno de los encantos con los que nació: se acabó minar ETH con GPUs.

 

La diferencia fundamental entre Ethereum (1.0) y Ethereum 2.0 está en el mecanismo de consenso que permite añadir nuevos bloques a la cadena de bloques. Mientras que en la versión "antigua" se usaba una prueba de trabajo (Proof of Work, PoW), ahora se usará una Prueba de Participación (Proof of Stake, PoS).

 

En la nueva filosofía PoS no hay mineros, sino validadores de transacciones que deben tener cierta participación (actualmente, 32 ETH, unos 15.800 euros al valor actual) en este sistema para poder verificarlas. Estos validadores se seleccionan a la hora de proponer un bloque según su participación en la criptodivisa y el tiempo que llevan invirtiendo en ella.

 

La ventaja fundamental de PoS es que es mucho más eficiente energéticamente que PoW pero además hace posible garantizar la seguridad de la cadena de bloques de una forma también mucho más eficiente.

 

Los responsables de la modificación de la renovada cadena de bloques también destacan que la seguridad también es mucho mayor. Ethereum 2.0 requiere que haya un mínimo de 16.384 validadores de cada transacción, muchos más que otras redes PoS. La descentralización es mucho mayor, y aparentemente también lo es la seguridad lograda con esa propuesta aunque hay también dudas sobre potenciales problemas a resolver.

 

Todo parece ser desde luego prometedor para Ethereum 2.0, pese a que se encuentra aún en desarrollo. De hecho se plantean tres fases distintas para llegar a un Ethereum 2.0 totalmente maduro:

 

- Fase 0: Se implementa el nuevo Beacon Chain que almacena y gestiona el registro de validadores y el mecanismo de consenso PoS. De momento la cadena de bloques original PoW de Ethereum 1.0 sigue activa para que haya continuidad de datos.

- Fase 1: se espera que en 2021 se llegue a esta nueva etapa en la nueva red comience a desplegarse, inicialmente con 64 veces la capacidad y transacciones por segundo de la red actual. Más tarde (se espera que también en 2021) esa red se haga completamente efectiva y se haga la transición definitiva al consenso PoS.

- Fase 2: a finales de 2021 o quizás ya en 2022 se espera que la nueva cadena de bloques sea completamente funcional y compatible con los Smart Contracts. Eso hará posible añadir cuentas Ether y habilitar tanto transferencias como retiradas de criptodivisas.

 

Entonces, ¿cuáles son los siguientes pasos, y cuándo puede Ethereum convertirse en totalmente escalable?

 

Tal vez el hito más importante para el actual ecosistema del Ethereum 1.0 sea la fase 1.5, en la que la red principal de Ethereum se une a la beacon chain como cadena de shard. Esto marcará la transición de Ethereum a un consenso completo de Proof-of-Stake. De nuevo, está previsto que ocurra en 2021, pero aún no se dispone de una fecha exacta.

 

Sólo cuando llegue la fase final de la Fase 2 será posible evaluar el efecto total de la actualización de Ethereum 2.0 en la escalabilidad de la red. En este momento, los shardings estarán totalmente operativos, soportando contratos inteligentes y todo tipo de transacciones. Sin embargo, esto podría tardar hasta dos años. En la hoja de ruta, la Ethereum Foundation afirma: "La fase 2 está todavía muy en la fase de investigación", confirmando efectivamente que el desarrollo no está todavía en marcha.

 

Opiniones de expertos españoles:

 

Raúl López, Country Manager de Coinmotion España, expresó: “En esencia, este cambio es una serie de actualizaciones destinadas a hacer que Ethereum sea más rápido y seguro en un entorno en el que el hackeo de criptodivisas está a la orden del día”. 

 

Luego dijo: “La mayoría de estas actualizaciones son mínimas, pero también hay algunos cambios importantes en el comportamiento de esta blockchain. Los dos aspectos más importantes que Ethereum 2.0 tiene en comparación con Ethereum 1.0 son la forma en que se minan los nuevos bloques y cómo se comportan las transacciones en la cadena de bloques. Estos están destinados a abordar problemas de alto consumo de energía en la minería y el de la escalabilidad”.

 

Por otra parte, López señaló que Ethereum se ha enfrentado recientemente a una mayor presión por el aumento de la emisión de stablecoins y el auge de DeFi. “Sin embargo, si todo va bien, el nuevo Ethereum será mucho más rápido y seguro que la versión anterior. Esto podría ser una ventaja para los mercados de Ether y finalmente significaría que Ethereum podría cumplir en el futuro su promesa como un sistema para contratos inteligentes. También podría allanar el camino para otras características, que se han insinuado desde el comienzo del proyecto Ethereum sin ver mucha utilidad real”, opinó López.

 

En el caso de Salvador Casquero, presidente de 2gether, señaló: “No hay mayor fuerza en un movimiento fundacional que el interés común, el deseo compartido de avanzar, el esfuerzo y la contribución de todos. La verdadera disposición de una sola persona que se suma de forma silenciosa a la disposición de otras tantas, millones de ellas, sin peticiones ni exigencias, sin reglas escritas u obligadas, sin soflamas que enardezcan ni banderas que acaloren, sin gobiernos que ordenen ni organismos que organicen. Esto es precisamente lo que ha traído esta revolución de las criptomonedas, lo que ha traído bitcoin, lo que ha traído blockchain, lo que el 1 de diciembre ha entregado la red Ethereum con el despliegue de Beacon Chain, la primera fase del llamado Ethereum 2.0”. 

 

Para Casquero, se trata de un desarrollo de la comunidad descentralizada destinado a responder al imparable crecimiento de este "ordenador universal" haciéndolo más seguro, escalable y sobre todo, eficiente.

 

“Durante las siguientes fases, en los próximos meses, iremos comprobando cómo se organiza en este supuesto caos de la descentralización, una transición moderada y apacible hacia lo que venía siendo un clamor popular sobre la eficiencia energética, al traspaso ordenado del terriblemente costoso Proof of Work a un mucho más seguro y eficiente Proof of Stake”, agregó Casquero. 

 

“Ethereum, la segunda red de blockchain más grande del mundo por capitalización, va a mover 68 mil millones de capitalización a día de hoy de la comunidad digital 1.0 a esta que arranca como 2.0. Las comparaciones son odiosas pero ¿acaso no nos acordamos de un movimiento parecido, ordenado y centralizado? El euro... pues eso”, concluyó.

 

Y tú? Qué opinas sobre ésta esperada actualización?

Escribir comentario

Comentarios: 0